Los logros del Comercio Justo… 40 años de GEPA



Según me cuentan los fundadores de la gepa, todo se inició a finales de los 60, un gran número de jóvenes, adultos, estudiantes, amas de casa, trabajadores realizaban Marchas de solidaridad y paz como protesta ante la crisis del sistema que originaba el hambre en el mundo, contra las relaciones comerciales desiguales entre el norte y el sur sobre contra la dependencia del sur hacia el norte, contra la pobreza de los países en vías de desarrollo, contra los grandes conglomerados agroindustriales y sobre todo contra el trabajo entre gobiernos que cementaban estas estructuras.

En si eran movimientos en contra del sistema capitalista que venia originando diferentes conflictos como la guerra en Vietnam, la lucha por la independencia en Algeria, el bloqueo a la revolución cubana. La teologia de la liberación de Gustavo Gutiérrez y Leonardo Wolf así como las teorías pedagógicas de Paulo Freire desempeñaron un papel importante en los movimientos de solidaridad alemanas. Pero fueron dos acontecimientos latinoamericanos que marcaron en gran medida el movimiento de solidaridad y paz en este país: El primero fue el golpe militar de Pinochet en Chile con la ola de exiliados politicos chilenos que tuvieron que abandonar el país y los atropellos a los derechos humanos autorizados por la dictadura. El segundo movimiento fue la Revolución Nicaragüense.

Ostermarsch 1960 - Marchas de Pascua 1960. Foto Konrad Tempel
Ostermarsch 1960 – Marchas de Pascua 1960. Foto Konrad Tempel

Otro punto álgido en este desarrollo fue el gran problema que tenía la sociedad alemana en los años 50-60 en trabajar su pasado nazi. Muchos de los sobrevivientes y simpatizantes del partido nacional socialista ocupaban en los años después de la guerra hasta inicios de los 70 importantes puestos en el gobierno de la Republica Federal Alemana. Jóvenes que antes de la segunda guerra habían sido frenéticos defensores de las teorías racistas nazis y habían apoyado la eliminación sistemática del pueblo judío, en los años 60 decían no haber sabido nada, no haber escuchado nada ni haber visto nada. La participación de los miembros de las familias en la guerra era temas que no se tocaban en el entorno familiar ni mucho menos en el entorno publico. Esa postura llevó a muchos jóvenes a las calles como unico medio de expresar su repulsión ante la generación de sus padres por su participación -pasiva o activa – durante la guerra.

En el transcurso de la discusión y la evolución de esta protesta social el movimiento fue adquiriendo diferentes formas, parte de esta protesta desemboco en movimientos terroristas que a finales de los 60, causaría revuelo en la vida de la sociedad alemana: la Fracción Armada Roja (RAF por sus siglas en alemán) inicio la guerra armada secuestrando a importantes personajes politicos y empresarios (justamente a aquellos que tuvieron alguna participación o simpatía con el nacional socialismo). El movimiento expreso un apoyo explicitó a la guerra de Liberación Palestina, parte de sus miembros aprendieron el arte de la guerrilla en Palestina. Su estructura social era interesante ya que procedían en su mayoría de familias acomodadas, de prósperos industriales o hijos de profesionales liberales. Es decir, no eran pobres ni mucho menos habían sufrido hambre, por el contrario pertenecían a la clase media alta. Este fenómeno duro hasta los años 80.

Discusión entre generaciones
Discusión entre generaciones: Yute en vez de plastico

Otras corrientes del movimiento en cambio optaron por la vía de la protesta “institucional” en la formación del Partido Verde, es decir, ya no en las calles sino por la vía parlamentaria. Una de sus banderas fue y sigue siendo el medioambiente. El Partido Verde tiene el gran logro histórico de haber introducido en la discusión politica a nivel general temas sobre el cambio climático, de haber sensibilizado a la población alemana sobre este tema tan importante para la humanidad. Toda la producción orgánica, la cultura y conciencia de consumo organico en este país proviene de este movimiento. Lamentablemente también pertenece a la historia del movimiento su pasado pedofilia o su teoría de la libertad sexual, la que incluía el sexo con niños.

Por otro lado, muchos estaban sumamente ligados a las protestas contra la desigualdad de las relaciones de intercambio entre el norte y el sur y optaron por la vía económica en la forma del Comercio Justo. A principios de los años 70 nacieron las Tiendas del Tercer Mundo y los Grupos de Acción. Estas iniciativas pretendían poner al descubierto las prácticas desiguales del comercio internacional a través de la venta de productos como café, realizaban trabajos de información publica y campañas y demostraban con su trabajo la posibilidad de otro tipo de comercio: un comercio justo. Una de las campañas más sonadas fue “Yute en vez de plastico”. Innumerable cantidad de jóvenes estudiantes salieron a las calles y conversar y convencer a los pasantes sobre la injusticia en el mundo, ofrecían y cambiaban bolsas de plastico por bolsas de yute. Esta campaña caló tanto en la sociedad alemana que actualmente se exhibe un ejemplar de esta bolsa de yute en el museo de Historia de Alemania.

Las primeras Tiendas del Tercer Mundo se crearon en Holanda, de allí se expandieron por todo Europa. Las Tiendas del Tercer Mundo en Alemania adquirían sus productos para realizar su trabajo de concientización de la sociedad a través de la fundación holandesa SOS. Para ese entonces todavía existían las líneas fronterizas y las aduanas, para muchos era difícil traer los productos desde Holanda hasta Alemania, igual todo el sistema de información venia desde allá, el trabajo se tornaba bastante aventurero sobre todo si se tiene en cuenta que la práctica comercial se podría definir como contrabando. La estructura social del movimiento era bastante variopinta, no únicamente eran simpatizantes de izquierda los que se identificaban con el Comercio Justo, sino también un sinnúmero de miembros de la iglesia, las comunidades de base tanto evangélicas como católicas, muchas de ellas impregnadas por la teologia de la liberación. Y dentro de todo esto, la revolución nicaragüense marcó los primeros años de vida de la gepa.

Explicando el comercio justo a pasantes
Explicando el comercio justo a pasantes

En vista de lo problemático de la práctica comercial la fundación SOS funda una filial en Alemania, la Sociedad para el Comercio con el Tercer Mundo, un antecesor de la gepa. En el año de 1975 las Tiendas del Mundo, para ese entonces 10 en Alemania, fundan la “Federación Tiendas del Tercer Mundo” los que el en el año 78 inician la campaña “Yute en vez de plastico Plastik”. En el año de 1975 se firma el contrato de sociedad que marca la fundación de la gepa como brazo economico del movimiento de la Federación de Tiendas del Tercer Mundo, el Servicio de Desarrollo de la Iglesia y Misereor.

El camino recorrido por la gepa no ha sido siempre del todo fácil. En sus inicios el foco estaba centrado en demostrar la injusticia de las relaciones internacionales de intercambio, la labor de concientizacion estaba en el centro de las actividades, la calidad de los productos que se ofrecían como el café, si bien cumplían una función, esta no era la más importante. Todos los que trabajan en ese entonces en la empresa estaban muy comprometidos social y políticamente, pero no tenían mucha idea del producto. Los consumidores, en su mayoría también gente también comprometida social y políticamente, compraban los productos con la convicción de cambiar estar cambiando el mundo con su consumo. Es decir, se encuentran gente con un alto grado de conciencitizacion. No es bueno lo que resulte de este encuentro, tan así que muchos consumidores compraban café de comercio justo y café de comercio convencional para mezclarlo y hacer del café de comercio justo una bebida razonable en sabor y hacer del café convencional una bebida políticamente correcta (por lo menos en algo). Unos cuentan que para tomar el café de la gepa de los años 80 se necesitaban realmente tres personas: uno toma el café y los otros dos agarran al primero para que no se desmaye. Efectivamente, el café de la gepa de sus inicios era un reto para la salud humana. Pero ese no era el tema, lo importante era estar políticamente en el lado correcto y eso también significaba tomar café de gepa, aunque a la larga le malograra el estómago a uno.

La gepa se afianzaba en un nicho, pero este nicho no crecía. No se podía aspirar a verdaderos cambios si no había realmente una mayor difusión de la idea. Una mayor cobertura era únicamente posible con el ingreso en los supermercados y en las grandes cadenas de distribuidores. Era para ese entonces una contradicción bastante fuerte para el movimiento ya que significaba en definitiva someterse a los mismos términos que se estaban combatiendo. La discusión fue dura, pero al final la gepa salio del nicho para integrarse al mundo que muchos llamaban “real”. De hecho, para los supermercados la idea de comercio justo era una tontera, descabellada, sin sentido y los de la gepa eran unos exoticos folcloricos, sociales confusos bien intencionados con complejos de Madre Teresa pero completamente fuera de la realidad. Sin embargo, estas aversiones y antipatías entre uno y otro no era el problema principal. El mayor problema y la vez el gran favor que le hicieron los supermercados a la gepa fue obligarla a ser profesionales en calidad de producto, comunicacional y calidad logística.

Cafe de Nicaragua. Los colores del empaque tenian la bandera del FSLN
Cafe de Nicaragua. Los colores del empaque tenian la bandera del FSLN

Esa bebida media marrón negriza que la gepa llamaba café no tenía ningún futuro en los supermercados, los vinos que más sabían a vinagre estaban condenados a la muerte en los supermercados, en similar medida los chocolates con cacao fermentados y azúcar en donde se podía encontrar metales, ni que decir del té. Igual si la gepa pretende vender en los supermercados, entonces también tenía que cambiar su lenguaje “guerrillero” y de ataque al comercio para suavizarlo más y hacerlo atractivo a los nuevos socios. Y finalmente esta el tema logístico que incluye rapidez en la distribución (un día como plazo, no dos semanas) y en la negociación de los precios y condiciones. Todo eso tuvo que aprender la empresa: Volverse de una empresa con buenas intenciones a una firma profesional del Comercio Justo.

Entonces el ingreso a los supermercados exigió de la gepa una reestructuración al interior de la empresa, se hicieron los ajustes necesarios, se vivieron las crisis de toda empresa normal con despido de personal, reducción de costos e introducción de técnicas de informática, se introdujeron técnicas de mercadotecnia que contribuyeron a evolucionar el comercio justo. Por otro lado, la gepa junto con TransFair sensibilizo a los consumidores sobre el tema de justicia en el comercio internacional a tal extremo que actualmente hay pocos supermercados donde no se encuentren productos de la gepa o con el sello FairTrade.

El 14 de mayo de 2015 la gepa celebro 40 años de existencia. Han sido 40 años de aprendizaje continuo, de compromiso con los pequeños productores, años de repensar constantemente la idea. Los años que vienen deberían ser de evolución del comercio justo de mano con los productores y consumidores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s